Archivo
Inicio
¿Quienes somos?
El lado humano
Desde la Fe
Desde la Razón
Mens sana
In corpore sano
Arte
Ante quien ...
Presentaciones
Calcuta 07
Libro de visitas
 


Las leyes de la naturaleza no existen.

¿Por qué ocurren las cosas? ¿Por qué una manzana cae a suelo en lugar de subir al cielo como un globo? Hay quien, sin reflexionar bien lo que significa, diría que "por la ley de la gravedad". Pero, ¿de verdad caen las cosas al suelo por la ley de la gravedad? ¿Existe algo, que llamamos "ley de la gravedad" o Ley de la Gravitación Universal que causa que las cosas se atraigan en función de su masa? Y si esas tales cosas existen ¿de qué están hechas? ¿De materia? ¿Quizá de energía? ¿Y porque esa cosa que llamamos Ley de la Gravitación Universal causa que las cosas materiales se atraigan en lugar de hacer que se repelen? ¿Es a causa de alguna otra ley natural?, así podríamos llegar hasta el infinito.                                                      
(Descargar artículo)

La Razón en el Catecismo

En la sociedad posmoderna en la que vivimosse está dando, prácticamente en todos los ámbitos sociales y culturales, unamarea relativista que está sustentada por un generalizado desprecio a la razón.Esto es fruto de los fracasos que ha tenido en épocas pasadas, pero recientes,una desvirtuada confianza en la razón humana. Sin embargo el efecto rebote queestamos padeciendo tiene viso de producir iguales fracasos. Esta situación seda incluso dentro de la Iglesia Católica. Ante la catequesis de irracionalidaddel mundo, conviene aclarar qué enseña nuestra madre la Iglesia sobre la razón. 

(Descargar artículo)

Libertad de conciencia y relativismo moral.

Existe una terrible confusión entre estos dos conceptos aparentemente sinónimos: la libertad de conciencia y el relativismo moral. Detrás de la cual existe una concreta antropología que se intenta imponer, no por la fuerza de los argumentos y la razón sino a través de la manipulación y confusión de los términos. Con esto se mezcla otro concepto muy actual: el pluralismo.    Aclaremos de un modo conciso los términos. (Descargar artículo completo)

¿Por qué el cielo es azul?

Si preguntamos a una persona cualquiera por qué el cielo es azul la mayor parte de las respuestas caerán dentro de las siguientes posibilidades: Porque el oxígeno es azul o porque la atmósfera es azul. Lo mismo ocurre si preguntamos por qué el mar es azul o por qué las nubes son blancas. La inmediata es responder que la razón estriba en que el material de que están hechos es de ese color. (Descargar artículo)

Justicia y Verdad. La palabra justicia es una de las más usadas en la actualidad. Sin embargo el concepto de justicia como bien que los individuos y las sociedad deben procurar, ha cambiado sustancialmente. Actualmente este concepto hace referencia, unas veces al igualitarismo y otras al cumplimiento de las propias pretensiones, sean éstas cuales sean. Se rechaza abiertamente el sentido clásico del término: dar a cada uno lo suyo, lo que le corresponde según su ser. Esto implicaba la existencia de una verdad sobre el ser del hombre(Descargar)

Prudencia y libertad. La prudencia consiste en la capacidad de poder distinguir «cuál es la voluntad de Dios: lo bueno, lo agradable, lo perfecto» (Rom 12, 2) y realizarlo. Es ante todo un don de Dios: «Yahvéh es el que da la sabiduría, de su boca nacen la ciencia y la prudencia» (Prov 2, 6). Pero al mismo tiempo el hombre ha de poner los medios para adquirirla, acogerla y vivirla. La prudencia es obra de la razón y del amor. Para que el Espíritu Santo pueda perfeccionar nuestra prudencia especialmente a través del don de consejo hemos de colaborar con él. (Descargar)

Don y Tarea. En el sermón de la montaña Jesucristo nos presenta un programa de vida, compendiado en las bienaventuranzas y que a su vez puede ser resumido en una única frase: “Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial” (Mt 5,48). ¡Impresionante frase! Jesus quiere que seamos perfectos nada menos que como Dios. Y lo expresa de forma imperativa, como un mandato, como si lo pudiésemos conseguir. Y si lo expresa así es que podemos. Lo que nos ocurre muchas veces al oír este pasaje, es pensar que no podemos, que es imposible.(Descargar)

La racionalidad de la cruz.

Al contemplar el orden y perfección de la creación nos asombramos de la inteligencia del creador, sin embargo, al contemplar la cruz de Cristo tenemos la tentación de pensar que la pasión y muerte del Hijo de Dios es un absurdo, que no puede ser que formara parte del plan providente del Señor de la historia. Más motivados por nuestras emociones que por nuestro entendimiento y muy influenciados por la mentalidad escéptica y materialista del mundo que nos rodea, nos parece que la muerte en cruz de Jesucristo es algo irracional y absurdo. Pensamos en estos casos como los paganos a los que se refiere San Pablo: "nosotros predicamos a un Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles" (1 Co 1,23). (Descargar)

El camino del amor.

Hay pocas cosas en este mundo que se resistan tanto a ser objeto de reflexión racional como el amor. El presente artículo no es un temerario y loco intento de diseccionar el amor sino la expresión por escrito de una vivencia personal; la reflexión sobre la experiencia de una vida concreta. Y el  hecho de describirla como un proceso con fases o dimensiones es sólo a efectos didácticos, como el plano de una vivienda que se diseña con fines prácticos y con el  que el arquitecto puede explicar al jefe de obra cuál es la casa que quiere construir, pero el plano no es la casa.  Así, el amor no es lo que se va a describir a continuación. Sin embargo el milagro de la comunicación personal a través de la palabra quizás haga posible que el lector evoque experiencias propias similares. (Descargar)



Un año de búsqueda de la Belleza. Se cumple un año de una serie de artículos muy personales con los que he querido colaborar en este proyecto, siempre común, de búsqueda de la belleza. He intentado hacer aportaciones desde la perspectiva de la razón: de la filosofía,  la teología y el sentido común. Los artículos no han seguido ningún orden ni organización sistemática, hubiese sido mucho más complicado y aburrido; sin embargo con una treintena de artículos se puede hacer una sistematización de los temas tratados, de echar la vista atrás y recordar los senderos recorridos. (Descargar)

Sobre algunos valores: solidaridad y compromiso. Solidaridad, compromiso y tolerancia, son valores que se nos presentan en los medios de comunicación e incluso en sectores de la Iglesia como los más altos de esa escala o gradación que todos tenemos y como aquellos en los que hay que educar a nuestros hijos. Nadie discutiría sobre lo acertado de valorar muy positivamente, es decir de considerarlos como valores, estas actitudes y comportamientos.(Descargar)

El Dios de la fe y el Dios de los filósofos (segunda parte)

En esta segunda parte del artículo, después de haber visto las posturas de Tomás de Aquino que hace caer el Dios de la fe en el Dios cristiano y de Emil Brunner que abre una brecha entre ambos que hace que sean incompatibles, Joseph Ratzinger propone un intento de solución de este problema.(Descargar)

El Dios de la fe y el Dios de los filósofos (Primera parte)

Cualquier cristiano que se adentre en el mundo de la filosofía se preguntará, más bien pronto que tarde, si el Dios de los filósofos es el mismo que el Dios de los cristianos. ¿Qué tienen que ver el Dios de Platón o Aristóteles  con el de Abraham, Moisés o San Pablo? (Descargar)


¿Qué es la ciencia?

Hoy en día se sabe mucho de lo que dice la ciencia, pero se tiene un escaso conocimiento sobre qué es la ciencia en sí. En este artículo se entiende la ciencia como las ciencias naturales; la problemática de las ciencias humanas, las ciencias formales y las ciencias especulativas son tema aparte. Es fácil caer en el error de pensar que la ciencia es una disciplina que estudia la naturaleza, los procesos naturales, las regularidades de la naturaleza, etc. Es decir que la ciencia se define por el objeto de su estudio. No es exactamente así. (Descargar)

Políticamente Incorrecto. El título de este artículo ha de entenderse en  dos sentidos; por un lado porque es “políticamente incorrecto” hablar de política y mucho más hablar claro, sin eufemismos y con argumentos que pueden “herir sensibilidades”. La misma bandera de España me la sensación de que produce incomodidad y levanta sospechas. Y por otro lado porque el siguiente análisis de la realidad política española es probablemente incorrecto, necesitado de mil matizaciones y susceptible de interminables discusiones; pero es cómo personalmente veo las cosas, de un modo simplificado y resumido.  (Descargar)

¿Cuál es el tamaño de la Tierra? Quizás  esta pregunta sorprenda hoy día, cuando la Tierra está rodeada por una constelación de satélites. Pero ¿y hace 2.500 años? Creo que por aquel entonces no había satélites pero sí mucho genio e ingenio.

Un pensador, llamado beta, por ser considerado de segundo rango por coetáneos de la talla de Arquímedes iba a contestar a esta pregunta de una forma sencilla y bella, era Eratóstenes  (c.276-c. 195 a.C.)   (Descargar)

La fe del carbonero. El siguiente texto es un extracto del artículo de Antonio Orozclo-Delclós titulado «Fides et Ratio» versus «La fe del carbonero». 

“En el siglo XV hubo en Ávila un obispo llamado Alonso Tostado de Madrigal (el Tostado), alto exponente del pensamiento de su tiempo. Escribió muchísimo sobre lo divino y lo humano. De ahí que, de los que escriben mucho, se diga aún que «escriben más que el Tostado». ...El carbonero aludido por el buen obispo era muy conocido en Ávila. Se cuenta que en cierta ocasión le preguntaron: -¿Tú en qué crees?. -En lo que cree la Santa Iglesia. -¿Y qué cree la Iglesia?. -Lo que yo creo. -Pero ¿qué crees tú?. -Lo que cree la Iglesia... Y no había modo de apearle de semejante discurso.(Descargar)

Algunas reflexiones sobre la libertad.

La palabra libertad es una de las más usadas y en ámbitos tan diversos como la filosofía, la religión, la política, la psicología y por supuesto, en la vida cotidiana. Quizás a nivel popular el uso que se le da a esta palabra corresponde con la idea de “hacer lo que uno quiera”. Esta idea que parece un tanto simplona creo que es bastante acertada. Partiré, pues, de esta idea para hacer unas reflexiones sobre sus implicaciones. (Descargar)


... Como árboles que andan. Casi todas las fotos que acompañan a mis artículos son hechas por mi, algunas retocadas digitalmente. Se puede apreciar que en varias de ellas aparecen árboles. No es casualidad, ya que por una parte el árbol me parece una buena alegoría del hombre y por otra porque como el ciego de Betsaida, veo a los hombres como "árboles, pero que andan". (Descargar, artículo completo)

Liberalismo y Doctrina social de la Iglesia. Este es un controvertido tema tanto en el ámbito de la política y de la economía como en el de la religión, ya que ni entre liberales ni entre católicos existe acuerdo sobre la compatibilidad de la Doctrina Social de la Iglesia (DSI) y el liberalismo. Quizá una de las causas de esta falta de acuerdo sea que el pensamiento y la teoría liberal no es algo homogéneo ni cerrado, a diferencia de la DSI que está explícitamente plasmada en una serie de documentos oficiales de la Iglesia, entre los cuales es de especial importancia la encíclica Centesimus Annus de Juan Pablo II.(Descargar, artículo completo)


¿Existe Dios? Vaya preguntita!, incluso muchos cristianos se sentirían perplejos y sin saber cómo contestarla explicando su “sí”. En este artículo vamos a hincarle el diente a esta ineludible pregunta que es hoy olvidada por muchos hombres. Muchos grandes pensadores la han respondido desde la razón con mejor o peor fortuna y muchos grandes santos lo han hecho con su vida. Pero para adentrarnos aquí en este misterio, vamos a hacerlo de la mano de Juan Pablo II y Benedicto XVI. (Descargar)

La ciencia en busca de lo simple. Werner Heisenberg es uno de los físicos más importantes del siglo XX. Recibió en 1932 el premio novel de física por la creación de la mecánica cuántica.

Su teoría de la física cuántica para describir la estructura del átomo, fue una auténtica revolución tanto para la física como para la filosofía. Constituye junto con la teoría de la relatividad de Einstein el mayor avance en la física de los últimos  siglos. Lo más importante de su teoría es el llamado «principio de incertidumbre de Heisenberg».Descargar

Filosofía y misterios según Josef Pieper. Profundo conocedor de la filosofía de Santo Tomás de Aquino, presenta su concepción, también totalmente actual, de los límites del conocimiento humano; al mismo tiempo que las posibilidades de ese mismo conocimiento: «quien entienda a Tomás como una especie de precursor de los filósofos sistemáticos del racionalismo... tiene que quedarse muy sorprendido al encontrar en Tomás una frase como la siguiente: Principia essentialia rerum sunt nobis ignota (An., I, 1,15), los fundamentos esenciales de las cosas nos son desconocidos».Descargar

La razón ante el misterio. ANALISIS DEL RESULTADO DE LAS VÍAS TOMISTAS DE ACCESO A DIOS

Si ahora volvemos la mirada a las conclusiones de las cinco vías tomistas de acceso a Dios, hallaremos que, bajo distintas perspectivas, se descubre la existencia de un Ser que es Acto puro y Ser subsistente por sí mismo. Un Ser en Acto sin mezcla de potencia pasiva alguna, inmutable, sin comienzo ni término, eterno.Descargar

Recuerda que eres hombre: la belleza siempre en el horizonte. El arte rupestre nos muestra cómo el hombre, desde que es hombre, hace cosas bellas. De hecho los paleoantropólogos saben que eran hombre porque hacían estas cosas. ¿El marketing del placer y del ocio están haciendo que en lugar de hacer cosas bellas hagamos cosas que se vendan bien y que diviertan?, ¿está el hombre dejando de hacer cosas bellas?, ¿qué ocurriría si el hombre dejase completamente de hacerlas?, ¿podríamos seguir llamándonos humanos?.Descargar

¿Qué es la teología moral? La teología moral estudia los actos que los humanos ejecutamos libre y conscientemente, y que son los únicos a los que se puede dar una valoración moral. Pero estos actos no son considerados desde una perspectiva puramente psicológica ni de la moral natural, sino desde el punto de vista de la consecución de la finalidad sobrenatural del ser humano. El fundamento para prescribir o prohibir actos es la Voluntad de Dios. Es la ciencia de la felicidad, de la bienaventuranza. ¿A quién no le puede interesar conocer esta ciencia?.Descargar

Fe, razón y universidad. Recuerdos y reflexiones. Universidad de Ratisbona 
Encuentro con los representantes de la ciencia en el Aula Magna de la Universidad de Ratisbona. Martes, 12 septiembre 2006  
 
¡Ilustres Señores, gentiles Señoras! 

Es emocionante para mí estar nuevamente en la cátedra de la universidad y poder dar una vez más una lección. Mi pensamiento regresa a aquellos años en los que, tras un hermoso periodo en el Instituto Superior de Freising, inicié mi actividad de profesor académico en la Universidad de Bonn. 1959 era todavía tiempo vieja universidad de los profesores ordinarios. Descargar

EL PEREGRINO Y EL VAGABUNDO. En los tiempos en que todavía existían auténticos peregrinos y los vagabundos no lo eran por obligación, se les podía ver por los caminos o cruzando la ciudad, llevar ropas que se confundían con su piel y su pelo debido al uniforme tono con el que el polvo del camino y el sudor teñía todo su aspecto. Las gastadas sandalias permitían intuir heridas, como llagas místicas, que se acumulaban en la parte del cuerpo que fundamenta su existencia y sufrimiento: los pies. ¿Dinero?, quizás el justo para hoy o quizás no, pero para mañana seguro que no.Descargar

FELICIDAD Y BIENAVENTURANZAS. Desde los inicios de la filosofía se ha relacionado la moral con la felicidad: para Sócrates y Platón la felicidad estaba en la virtud, para los epicureos en el placer y para los estoicos en la impertubabilidad de ánimo; y por lo tanto lo que el hombre debía hacer era practicar la virtud, buscar el placer o conseguir la apatía.

Pero dejemos a lo grandes filósofos y centrémonos en la gente normal y corriente.Descargar

El camino del "Buenismo". En el caminar en pos de la Belleza podemos recorrer senderos tortuosos, empinados, rocosos o áridos, y también otros que transcurren por verdes prados o por la orilla de algún fresco arroyo. Lo importante es que por ellos nos acerquemos a nuestra meta. Y lo peligroso es que existen otros caminos que nos alejan de ella y nos guían hacia un espejismo que, a medida que avanzamos, se revela no sólo inexistente sino además que oculta un oscuro y profundo pozo. Todos estos perversos caminos, tienen un mismo y único origen: la negación de Dios.Descargar

Emmanuel Lévinas: Ética y rostro humano.

Emmanuel Lévinas (1905-1995) nació en Lituania. Era judío. Casi toda su familia murió en los campos de exterminio nazis, salvándose providencialmente él, su esposa y su hija (protegidas en el monasterio de las hermanas de San Vicente de Paul). Fue un filósofo personalista cuya obra podría resumirse en el reconocimiento de la dignidad humana que se hace patente en el rostro vulnerable del ser humano, especialmente el indefenso. Llegamos así al bellus bellorum (lo más bello entre lo bello): el rostro humano, espejo del alma, según nuestro sabio refrán.Descargar


“¿Qué es el hombre para que de él te acuerdes, el hijo de Adán para que de él te cuides?
Apenas inferior a un dios le hiciste, coronándole de gloria y de esplendor;
le hiciste señor de las obras de tus manos, todo fue puesto por ti bajo sus pies:
ovejas y bueyes, todos juntos, y aun las bestias del campo,
y las aves del cielo, y los peces del mar, que surcan las sendas de las aguas.
¡Oh Yahveh, Señor nuestro, qué glorioso tu nombre por toda la tierra!” (Sal 8, 5-10)
En estos inspirados versos se encuentra reflejado de un bellísimo modo la pregunta fundamental del hombre sobre sí mismo y su relación con el mundo y con Dios.Descargar

Razón, revelación, contemplación, verdad y belleza (I). La razón, una pequeña introducción. Con el presente artículo quiero abogar por la razón en un ambiente en el que se imponen, a fuerza de repetirse, ideas como: “yo no pretendo tener la razón”, “nadie tiene la verdad”, etc. No se trata de tener la razón (todos la tenemos) sino de usarla. La confusión viene (como la mayoría de las veces) del uso ambiguo del lenguaje. En la frase “tener la razón”, el término razón se hace sinónimo de verdad. Sin embargo cuando digo que hay que usarla, lo hago considerando la razón como una capacidad humana. Descargar

El icono de la trinidad de Rublev. A lo largo de los siglos los teólogos han intentado comprender el misterio de la Trinidad, los santos lo han vivido, los místicos lo han gustado, pero fue Andrei Rublev el que tuvo la dicha de mostrarlo para introducir en él al pueblo cristiano. Su icono de la Trinidad, obra maestra del arte pictórico, es también un compendio de Teología Trinitaria que se ofrece a la mirada de la fe. Data del año 1411 aproximadamente y se encuentra actualmente en la Galería Tetriakov de Moscú.Descargar 

Razón, revelación, contemplación, verdad y belleza (I). La belleza según Joseph Ratzinger o de cómo el dardo de la belleza nos lleva a la verdad.El primer artículo de esta serie sobre los conceptos clave en nuestra búsqueda de la belleza desde la razón tratará, por supuesto, de la belleza. Y lo haremos a través del mensaje del cardenal Joseph Ratzinger a los participantes en el «Meeting» de Rímini (Italia) celebrado del 24 al 30 de agosto de 2002 por iniciativa del movimiento eclesial Comunión y Liberación sobre el tema «La contemplación de la belleza».Descargar

Las cartas de Escrutopo (C.S. Lewis). En un intento de aproximación conceptual a la belleza como “expresión de la verdad que alegra el espíritu” y en el marco de abordarlo acentuando el componente racional, la literatura es una expresión artística que puede ayudarnos mucho en nuestro camino. En el texto seleccionado en esta ocasión, C.S. Lewis, describe con originalidad y frescura una gran verdad sobre la relación entre la fe y la razón.Descargar

Ratzinger vs Habermas: Las bases morales prepolíticas del Estado liberal.Una de las cosas más bellas que el hombre está llamado a hacer es convivir con el otro. Pero convivir no es sólo compartir un cierto espacio en el que cada uno hace su vida, sino "vivir-con"; y esto significa vivir en paz y respeto (es decir en libertad). Y este "vivir en libertad con..." significa con uno mismo, con su familia, vecinos, paisanos, compatriotas y hasta con la humanidad entera. El hombre ha conseguido de un modo bastante aceptable organizarse para crear las condiciones de posibilidad para ello a través del Estado democrático liberal.Descargar

Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein): santa y filósofa. Todo los amantes de la música tienen un compositor o cantante  preferido y todos los cinéfilos su director predilecto; si yo tuviese que elegir un santo y un filósofo, no optaría por ningún santo ni por ningún filósofo, sino por una santa filósofa: Edith Stein.Descargar


Presentación. Aparece una nueva sección en la página “buscadlabelleza.org” titulada “Desde la razón”, y un nuevo colaborador, un servidor, que participará en ella. Mi contribución serán textos escritos o seleccionados que reflejan únicamente mis preferencias y puntos de vista personales. El frío e impersonal anonimato no es algo que me agrade, me recuerda a las sociedades anónimas, que están bien para las empresas; sin embargo tratándose de seres humanos, prefiero las sociedades personales.Descargar